fbpx

MAPA DE POZNAN 🇵🇱

Polonia. Esa gran desconocida hasta que hace algunos años se empezó a elegir como destino Erasmus por lo barato que es vivir allí. Y desde entonces no deja de acoger tanto a universitarios como a los que buscan un destino europeo más asequible y un tanto diferente.

Cuando os comento lo del Erasmus, es porque yo misma lo he experimentado de primera mano. Pasé un año en la ciudad de Poznan (sin saber que existía hasta que me dieron la plaza) estudiando el último año de mi carrera. Aprendí un poco de polaco como para poder ir al súper y llamar un taxi sin ayuda, y me acostumbré a los nombres infinitos con más sílabas que vocales.

Oirás muchas veces decir que los destinos imperdibles de Polonia son Varsovia y Cracovia. Y probablemente sea así. Sin embargo, Poznan tiene ese halo aún de no haber sido convertida en una ciudad para el turista. Porque Poznan no es una ciudad trending topic. Y eso se agradece.

De Poznan me apetece contaros que es una ciudad con un encanto especial. Su cielo normalmente gris en invierno, contrasta con sus edificios de intensos colores que verás en el casco antiguo. El tranvía, es el medio de transporte principal con el que se mueve la gente en la ciudad, ya que recorre todos los puntos clave de la misma.

Aquí la cerveza y el vodka se dan de la mano para calentar el cuerpo en las noches frías de invierno, aunque también hay otros remedios menos alcohólicos como las sopas, algunas de ellas metidas en un pan gigante que hace de cuenco y una termas bien calientes con toboganes incluidos (en el mapa os he puesto sitios para que probéis todos estos remedios).

Cuando el frío deja paso a la primavera y milagrosamente a las tres de la tarde sigue siendo de día y el sol vuelve a hacer su aparición después de unos cuantos meses de baja, la ciudad se convierte en algo festivo (y como para no). Los parques se llenan de gente haciendo picnics, y las terrazas con música y conciertos hacen su aparición.

Como consejo, os diré que disfrutaréis más de la ciudad si vais en estos meses de primavera, aunque si decidís haceros los valientes e ir en invierno, capturaréis la verdadera esencia polaca de la ciudad. En relación al tiempo que se necesita para ver la ciudad, en 2-3 días lo tenéis listo. Y desde Poznan son numerosos los trenes y buses que se desplazan a todas las demás ciudades polacas. Además en tres horas en bus os plantáis también en Berlín.

En el mapa os he dejado 21 sitios para disfrutar de esta ciudad, aunque seguramente me falten muchos, así que cualquier recomendación ya sabéis que es bienvenida 😊. Ah! Y recordar que en nuestro mapa secreto hemos incluido alguna sorpresa de esta ciudad, por si queréis echarle un vistazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *